He escuchado por ahí que hay personas que llegan a tu vida como caídos del cielo, como si fueran un talismán, vaya que nunca imaginé que pudiera llegar alguién así a mi vida, que fuera como mágico, en donde llega esa persona y de pronto te pasan cosas súper padres.

La llegada de Braulio a mi vida ha sido como encontrar ese talismán perfecto y es que todo ha ido de maravilla; como si el universo de pronto percibe que estás en positivo y todo llega positivo, nada te detiene y nada te quita el sueño o los sueños.

No estoy diciendo qué por él ahora mi vida es perfecta, no confundamos, estoy diciendo que mi vida se volvió perfecto desde que decidí por mi y mis sueños, fue así que el universo me regaló lo más valioso que puedes encontrar en la vida, un compañero.

Sé que me equivocado mil veces creyendo que encontré a una persona buena, pero a diferencia de otras veces ahora es diferente, no hay egos, no hay ansiedad, todo es mejor.
Ahora puedo decir lo que quiero y lo que no sin tener miedos, de hecho ni siquiera tengo miedos porque estoy segura de mi misma, quizás por eso todo es diferente, quizás por eso me encontré a un hombre completo.

Quisiera poder decirte cómo fue exactamente que sucedió pero en verdad no tengo ni idea, sólo sé que un día me lo encontré y dije tengo que hablarle; lo hice y hasta el día de hoy no hay día que no despierte sin recibir un mensaje de buenos días o una video llamada cada dos o o tres días e inclusive hasta ver películas juntos.

Definitivamente cuando una persona tiene el interés de estar cerca de ti lo está, no quiero que esto se escuché como cliché pero es real; así que no justifiques, siempre hay una forma de comunicarse, siempre hay una manera de estar presente, siempre.

Compartir en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *